jueves, 11 de febrero de 2010

Relato de inestabilidad por pasión pasajera

Tomando whiskey en un hotel
Para sacarme del pozo donde estoy y donde tú estabas
Aquella noche mirando el llamando de la luna
Para desnudar la piel.

Déjalo todo niña de mis sueños y mis pesadillas
Esa descarga en movimiento que me deja sin aliento en la oscuridad
Habita mi mente sus pensamientos y nuestros cuerpos
Juega, juega con este corazón amante tíralo a la basura, bótalo o haz lo que quieras
Como todas tus antecesoras
Para salir corriendo y desquitar mi coraje con aquellos de absurdo pensamiento
Y regresar buscando a la niña al ver que ellos no fueron más que los cerdos sin cordura
Vuelve esto mi ciclo vicioso de lujuria.

Otra oportunidad para intentar encontrar el mito irreal llamado amor
¿Cómo lo encontraras?, ¿Cómo lo encontrare?
Hay tanto sexo en el camino que nubla la vista de ese “amor”
No tengo ni fe, ni idea, ni la sagacidad para no herirme nuevamente al tratar.

Dame un trago de realidad para dejar de intentar
Búscame otro pasatiempo ante el descontrol de alternativas
No me dejes, en la escalera el vértigo de tu desprecio
Lárgate, pero antes beneficiemos de la última media hora
No me odies pero no te quiero, entiéndelo
No te conozco pero te espero la próxima semana.

2 comentarios:

  1. No sé mucho de búsqueda del amor, pero la última vez que me enamoré, me encontró a mí. Supongo que la base sobre la que se construyó es la soledad, no esa que duele, no esa que lastima. Esa soledad que sabe a licor añejo, que sabe como a madera. Soledad que a la vez acompaña, como la sombra.

    http://docs.google.com/View?docID=0AYHTZp34IbVdZGhkaGNkZHdfMjFkbTNzNDhmZg&revision=_latest&hgd=1&spi=1

    Espero que te agrade, sino la verdad que importa. (y si, es kilométrico).

    ResponderEliminar
  2. Conque aqui es donde te lleva el homero imperativo eh... bueno... pues vale, el amor es subjetivo como el sabor de nuestra pizza favorita. Como diario, la irrealidad de una cosa filosoficamente subjetiva como esa obedece a la razon de quien la sostiene. El sentimiento de deseo seguira alli, este el amor o no... por que es parte de nosotros. Mi parte favorita debo admitir.

    ResponderEliminar