jueves, 20 de abril de 2017

Mi Bella

Mostrando lo que soy, estoy desnudando mi alma frente a ti, rompo los esquemas de algo llamado coherencia, en mi paradigma controlado de la edad, con heridas de guerras y sueños perdidos, pero es tan rápido, tan maravilloso y tan bello que no sé si me encontraste o te encontré, pero te busco y escucho el sonido de tu voz que intenta decirme: ahora todo estará bien.
Prometí no volverlo a hacer y heme aquí quitando barreras y soñando contigo, deseando verte, suplicando sentirte, volando en sueños, imaginando tu cintura al compás de tu dulzura.
¿Quién dijo que esto sería fácil?... Nadie, Pero es hermoso, no diré que es la primera vez, pero si es nuevo para mí, sentir así  de esta manera, tan real, tan honesta, tan mutua, donde al fin se disipan dudas, donde lo vuelvo a intentar y creo que mi corazón late tan rápido que podría despegar.
Esta vez no es de dolor y soledad, al fin me siento entera, y creo en los cuentos de fantasía y mundos perdidos, aquellas formas infinitas de volar hacia tus brazos y no marcharme jamás, me ha conquistado el corazón y ni cuenta tú te has dado que me siento amada y confiada de que es tan igual y real como nuestras desveladas.
No me preguntes un ¿por qué? o un ¿cómo?, Tal vez no lo sé, pero era el destino que se estaba sincronizando a nuestros sentidos; se bien que tú ves lo que hay en mí y pareciera que solo eres una niña pero eres mi niña, mi princesa por la que lucharía a capa y espada, la mujer que tanto deseo, con quien ya vislumbro realidades, presentes y futuros.
Llámalo locura, llámalo amor, ponle el nombre que quieras tal vez no tenga explicación, pero esta peculiaridad lleva tatuada nuestra esencia y ahora sé que no quiero perderte cuando por fin te encontré y estoy segura de que eres tú a la que tanto esperaba, y si erre es porque me prepare para esto, para ti, para nosotras.
Elévame al cielo y llévame lejos donde pueda seguir tu rumbo, donde este tan cerca que jamás logres soltarme, tan rápido me enamore, tan pronto lo supe, eres para mí y valió la pena esperar porque sé que tu si eres real y en esa esencia inocente eres tú la que me hace crecer y desear ser todo para ti.
Mi bella dama gracias por ser todo más de lo que yo esperaba.